Home » Seguridad » ¿Cómo aumentar la seguridad en nuestro lugar de trabajo?

¿Cómo aumentar la seguridad en nuestro lugar de trabajo?

Todos necesitamos sentirnos bien en lugar donde trabajemos. Bien sea que seamos cerrajeros en Carmona o profesores universitarios, cualquier trabajo tiene sus riesgos relacionados. Y, al mismo tiempo que tiene riesgos, también hay medidas que se pueden tomar para minimizar estos riesgos y hacer de nuestro lugar de trabajo un lugar más seguro y productivo. ¿Sabes cuáles son estos riesgos y los métodos para evitarlos?

Todo trabajo tiene sus riesgos: trabajos técnicos

Como ya hemos dicho, no importa el trabajo: siempre hay un riesgo asociado. Claro, obviamente hay trabajos que tienen más riesgos que otros. Tengamos en cuenta, por ejemplo, los trabajos en el sector de la construcción, en las fábricas, en la manipulación en general de maquinarias pesadas. Estos son trabajos con un alto nivel de riesgo porque requieren de un manejo especializado en las herramientas utilizadas.

Esta especialización es el resultado de un intenso proceso de entrenamiento y de acumulación de experiencia, que hace de muchos de estos obreros especialistas en sus áreas respectivas. Es por esto que no es descabellado afirmar que una de las mejores formas de prevenir accidentes en lugares tan expuestos a los peligros es el debido entrenamiento y capacitación del personal.

Trabajos aparentemente sencillos, o de una menor escala, como el de los cerrajeros, plomeros, electricistas, etc. tienen implícitos ciertos riesgos a tener en cuenta. También es importante la pericia a la hora del manejo de las herramientas, quizás no para prevenir accidentes fatales como en el caso de las maquinarias pesadas, pero si para evitar efectos indeseables, por ejemplo, en las extremidades producto del exceso de trabajo.

La oficina no está exenta de riesgos

Los trabajos de oficina también conllevan riesgos. Aunque el esfuerzo físico sea significativamente menor al que ocurre en un trabajo técnico o en un oficio que implique el uso de herramientas, estar sentado frente a una computadora durante grandes períodos de tiempo puede tener efectos adversos en la salud: dolores de cabeza y las extremidades, problemas en la espalda, alteraciones en la visión, etc.

Para evitar esto es necesario aprender a tomar descansos periódicos en largas jornadas de trabajo, al tiempo que se cuidan escrupulosamente las condiciones en general del trabajo: la iluminación, el tipo de silla y de mesa sobre la que colocamos nuestra computadora, etc. Siguiendo estas recomendaciones podemos prevenir también los riesgos del trabajo en la oficina o de forma independiente en el hogar.

Medidas que evitan inconvenientes

Ya lo hemos dicho: ningún trabajo está cien por ciento exento de riesgos.  Pero depende de cada uno de nosotros hacer que la experiencia de nuestros lugares de trabajo sea plena y segura.

Con la aplicación de estrictos controles, la capacitación de calidad y la observación al pie de la letra de todas las normas para la prevención, es seguro que, sin importar el lugar en el que trabajemos, lograremos un récord de seguridad admirable. Así que, por un trabajo y una vida mejor, lo mejor es que pongamos a la seguridad en el lugar prioritario que merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *